Camino de Santiago; consejos

El Camino de Santiago; Consejos generales para tu viaje (Parte III)

consejos camino santiago

Consejos que debes tener en cuenta a la hora de iniciar el Camino de Santiago.

Es importante que seas consciente de cómo te alimentas durante las diferentes etapas.
Durante el día, es aconsejable que no hagas comidas abundantes. Es mejor que piques pequeñas cantidades, por ejemplo de frutos secos o alimentos ligeros.
Aprovecha los descansos para recuperar energía con barritas de cereales y no retrases demasiado la hora de la cena para garantizar un sueño ligero y profundo.
Realiza esta comida al menos dos horas antes de ir a la cama.

Es importante que sepas que muchos albergues te dan la oportunidad de utilizar su cocina (para evitar así transportar utensilios aparatosos e incómodos). De todas formas, es posible comer por poco dinero en la mayoría de los sitios a lo largo de las etapas.
A primera hora de la mañana es más difícil ingerir un desayuno en condiciones. Por ello, una solución es empezar a desayunar de forma ligera (con un zumo, un té o un café) e ingerir el resto un rato más tarde.

Aprovecha la última hora de la tarde para realizar tus compras: prepara los alimentos que de desayuno del día siguiente.

Las tiendas de comestibles no cierran a lo largo del Camino.
No olvides hidratarte bien, sobre todo en los meses de calor. Podrás encontrar fuentes de agua natural fácilmente a lo largo del Camino.
Para ampliar consejos sobre tu alimentación durante el Camino, haz click aquí.
En el caso de que realices el Camino de Santiago en bicicleta, no utilices silbatos ni señales acústicas.  Es mejor que evites las riñoneras o mochilas: te será más cómodo el uso de alforjas o la mochila asentada en el transportín.
Lleva el piloto luminoso rojo en la parte trasera y utiliza colores vivos y el chaleco exigido para los conductores.
No bajes la guardia en las carreteras locales o comarcales aunque sean más solitarias.

Añade un comentario