Camino de Santiago; la mochila

Camino de Santiago; escoge la mochila adecuada para evitar lesiones innecesarias

Camino de Santiago, mochila peregrino La mochila es uno de los elementos básicos en los que debemos prestar especial atención en el momento de su elección, ya que nuestra espalda puede resentirse ante un esfuerzo tan poco habitual y que lo haremos de forma continuada.

Existen diferentes modelos y tamaños de mochilas, pero lo más importante es evitar la sobrecarga, sobre todo si no queremos quedarnos estancados en los primeros días del Camino, que tenga diferentes bolsillos o compartimentos y que sea ergonómica son las características básicas que debe de reunir nuestro macuto.

Tiene que contar con armazón de refuerzo lumbar, hombreras acolchadas y correas ajustables en pecho y cintura además debe de ser regulable en función de la altura de cada usuario. Coloca los objetos más pesados hacia los hombros y los más ligeros hacia la zona externa, ya que si lo hacemos al revés el peso de la mochila lo soportará principalmente nuestra espalda en lugar de nuestras piernas y tirará de nosotros hacia atrás. No olvides llevar un cubremochilas o funda impermeable para los días lluviosos.

Añade un comentario