¿Qué llevar?

La mochila durante el Camino de Santiago

Camino de Santiago; nuestra mochila

¿Qué llevar?

Las necesidades de cada persona son independientes y lo que para uno puede ser completamente imprescindible para otro no tiene porque serlo. Antes de hacer nuestro equipaje, debemos de valorar cuáles son “esas cosas indispensables” para evitar sobrecargar nuestras mochilas.

Algunos enseres que no debemos de olvidar al hacer el Camino de Santiago son:

La mochila debe de disponer de un buen sistema de anclaje y que se pueda sujetar correctamente a las caderas, su estructura debe de permitir que el peso soportado por las piernas sea mayor que la carga soportada sobre la espalda, debemos de evitar los puntos en los que nos pueda hacer rozaduras en la piel y que los tirantes sean cómodos.

Gorra, sombrero y protector solar si decidimos hacer el Camino durante épocas estivales.

Linterna por si se nos hace de noche caminando, así como una pequeña navaja para posibles contratiempos que nos puedan surgir. Papel y bolígrafo.

Además del calzado usado para caminar debemos de llevar chanclas para utilizar en las duchas de los albergues un hospedajes

Los calcetines deben de ser finos, de algodón y sin costuras para evitar rozaduras.

Y un par de calcetines gruesos de algodón.

Un par de camisetas de manga corta, una camiseta de manga larga, un pantalón largo que se pueda desvestir fácilmente sin necesidad de descalzarse, un par de pantalones cortos de deporte y un impermeable (a poder ser con franjas fluorescentes) para los días lluviosos.

Saco de dormir y esterilla aislante.

Enseres de aseo personal: peine, jabón o gel, cepillo y pasta de dientes, toalla (tamaño medio), papel higiénico o pañuelos de papel, cuchilla y crema depilatoria. Por último jabón para la ropa y pinzas o imperdibles para colgar la ropa, incluso sobre la misma mochila.

Primeros auxilios: tijeras, esparadrapo, gasas, tiritas, vaselina para los pies, crema hidratante o bálsamos para aliviar las posibles irritaciones causadas por los roces en los muslos o en otras partes del cuerpo, vaso y cucharilla de plástico. Medicinas más específicas dependiendo de las necesidades de cada uno.

Podemos llevar ciertos alimentos (no sobrecargar la mochila) que sean cómodos de consumir y nos aporten energía, como por ejemplo frutos secos y chocolate, aunque debemos de evitar su consumo en las etapas más calurosas. Con respecto a las bebidas el agua o las bebidas isotónicas son la mejor opción.

Documentación IMPRESCINDIBLE que debemos portar con nosotros son el D.N.I, la tarjeta sanitaria, tarjeta de crédito y algo de dinero en efectivo por si nos tenemos que refugiar en algún lugar que previamente no habíamos decidido, guía y plano del camino, listado de albergues y servicios adicionales y credencial del peregrino.

READY TO ENJOY

Añade un comentario