Camino de Santiago; milagros

Camino de Santiago; milagros de la ruta

camino-de-santiago-milagros

Son miles los milagros y curiosidades que surgieron a raíz del Camino de Santiago.
Os queremos hablar de algunos de los milagros que nos han llamado más la atención a continuación.

El Milagro del Gallo y la Gallina tuvo lugar en la Rioja en el siglo XIV, cuando una joven se enamoró de un chico alemán que la rechazó. Ella, al sentirse despechada, guarda en la mochila del chico una copa de plata y luego lo acusa de robo.

Un tiempo después, el joven fue condenado a la horca. Pero algo misterioso sucedió cuando sus padres se acercaron al cuerpo inerte y lo escuchan decir que estaba vivo gracias al Santo.
Los padres decidieron informar de esta sorpresa al corregidor (que se encontraba cenando una gallina y un gallo en ese momento).

Y en ese preciso instante, las aves revivieron y empezaron a cantar.

Otro milagro del Camino es el de Los Pastores de Estella. Los pastores y los rebaños que se encontraban ese día de 1085 en el monte Puy, percibieron que de la cima caían estrellas y decidieron seguir el rastro. Encontraron una cueva y la imagen de la virgen en su interior,  la cual era imposible de mover.
Por este motivo levantaron un santuario en aquel lugar.

Uno de los milagros más conocidos es el del Santo Grial, que tuvo lugar en el pueblo gallego de O Cebreiro.

Sucedió un día de nevada en el siglo XIV. La Iglesia estaba vacía, y cuando entró un hombre el cura murmuró “Pobre Hombre, venir con este tiempo de lejos, exponiéndose a morir por el camino, solo para arrodillarse ante un poco de pan y vino”. Y en ese momento la Hostia se transformó en Carne y el Vino en Sangre, por lo que el cura se desmayó.

Los Reyes Católicos peregrinaron  y conocieron el milagro, dando a donar el relicario junto con el cáliz, ahora expuesto en la Iglesia de Santa María.

Añade un comentario