Camino de Santiago; bicicleta

El Camino de Santiago; la peregrinación en bicicleta

bicicleta-camino-de-santiago

En la actualidad son muy pocos los peregrinos que se decantan por realizar el Camino en bicicleta. Estudios realizados recientemente concluyen que solamente un 12% de los peregrinos realizan el camino de este modo.
Hoy en día hay una gran cantidad de personas aficionadas y profesionales del ciclismo, por lo que este porcentaje puede resultar bajo. Haz clic aquí para conocer el estudio. 

Sin embargo, aquellos que hayan disfrutado de esta aventura a dos ruedas repiten. Y es que es una opción realmente interesante y diferente de peregrinar.
En un principio puede llegarse incluso a pensar que el camino será más llevadero en bicicleta, aunque finalmente las dificultades y exigencias de las rutas determinen prácticamente el mismo nivel de dureza.

Una gran parte del Camino transcurre sobre piedra, tierra y las subidas y bajadas son constantes y acentuadas en algunas zonas.

Si te apetece probar la modalidad de Camino en bicicleta, presta atención a los siguientes consejos:

Al igual que si se va a pie, hay meses en los que es menos recomendable iniciar la travesía. Por ejemplo, es mucho mejor comenzar la peregrinación durante los meses de abril, mayo, junio o septiembre y por el contrario, no es tan recomendable en noviembre, diciembre, febrero o marzo.

Es muy importante conocer el estado del suelo y medir el nivel de seguridad para transitarlo.
Las condiciones atmosféricas en Galicia tienden a complicar el estado del terreno, sobre todo durante los meses de más lluvia.

Durante las épocas de calor, se recomienda avanzar durante las horas del día en las que descienden las temperaturas. Por lo tanto, hay que evitar la franja que va desde las 12 hasta las 18 horas.

De este modo, te asegurarás no sufrir los peligrosos golpes de calor y la deshidratación.

Las normas de circulación han de cumplirse de forma muy estricta: usar un casco homologado, el chaleco reflectante, no invadir la calzada…

En cuanto al equipaje y los complementos necesarios para la bicicleta, ten en cuenta el siguiente listado:

– Parches para pinchazos y otros objetos para la reparación. Es muy importante prevenir los reventones o golpes fuertes, para lo que se recomienda tener a mano un trozo de cubierta.
– Zapatas de freno, para asegurar un correcto frenado en días de lluvia.
– Además del casco, ya nombrado, no olvides una gorra y las gafas de sol.
– La ropa básica del ciclista: maillot, culotes, calcetines, zapatillas apropiadas, guantes y chubasquero.
– Botellín.
– Bolsas laterales.
– Bomba de aire.
– Elementos de limpieza y engrase.
– Candado.
Es fundamental saber que los caminantes tienen preferencia sobre los ciclistas. Como norma general, hasta las 20:00 el peregrino a pie tiene prioridad. El motivo es que, si el albergue está abarrotado, un ciclista tardará mucho menos en alcanzar el siguiente albergue.

XACOTRANS pone a disposición de los grupos su servicio «BICITRANS» de traslado de bicicletas en su remolque exclusivo con capacidad para 10 x 2 bicicletas, y maletero, especialmente orientado a grupos que viajan en bus, o su soporte para 4 bicicletas, más orientado á familias o grupos pequeños.

Para cualquier consulta, ponte en contacto con nosotros a través del +34 982639300 o del 608581206. 🙂

Añade un comentario