La tradición del Año Santo Jubilar Compostelano o Año Xacobeo

La tradición en el Año Xacobeo

año xacobeo

El Año Santo Jubilar Compostelano o Año Jacobeo se trata de una bula concedida a Compostela, por el papa Calixto II, y consiste en que en los años en que coincide la fiesta del Apóstol Santiago (el 25 de julio) con el día domingo, al visitar la Catedral de Santiago de Compostela los fieles pueden conseguir una indulgencia plenaria, quedando absueltos de todos sus pecados.

 La historia del inicio de la celebración del Año Xacobeo

Dicho acontecimiento fue establecido justo el día en el que finalizó la construcción de la Catedral de Santiago en el año 1122, pero no fue hasta el año 1126 que comenzó a celebrarse. Curiosamente, el pontífice Calixto II había sido peregrino del Camino de Santiago cuando ocupaba la silla Arzobispal de Vienne, en Francia.

El privilegio otorgado en 1122 fue confirmado y ampliado por pontífices posteriores, y finalmente, Alejandro III, declaró en la bula Regis aeteni del 25 de julio de 1178, el carácter perpetuo del privilegio comparándolo y equiparándolo con los de Jerusalén y Roma. En la Edad Media, este hecho ayudó a la potenciación de las peregrinaciones en el Camino de Santiago.

La costumbre es acceder a la Catedral atravesando la Puerta Santa, puerta que únicamente abre en Año Santo. El arzobispo de Santiago golpea con un martillo de plata 3 veces desde el exterior del muro que tapia este acceso. Tras este hecho, la puerta permanecerá abierta durante los próximos 12 meses y será el acceso que utilizarán los peregrinos para entrar al templo, siguiendo la tradición.

Condiciones para poder recibir la indulgencia durante el Año Santo Xacobeo

Todo aquel que desee la indulgencia, deberá haber cumplido antes con las siguientes condiciones:

  • Haber visitado en Galicia: la Catedral de Santiago de Compostela o en Gran Canaria: la Iglesia Matriz de Santiago de los Caballeros.
  • Rezar una oración pidiendo por las intenciones del papa.
  • Haber asistido a misa.
  • 15 días antes o después de la visita a la Catedral, se debe haber comulgado y confesado.

Es importante destacar que esta indulgencia plenaria puede concederse 1 vez al día y que puede otorgarse tanto para uno mismo como para enfermos o fieles difuntos a quien representen. También que no es necesario realizar el Camino de Santiago para poder ganar el perdón de los pecados.

El último Año Xacobeo fue en el 2010 y el próximo será en el 2021

Añade un comentario