¿Qué calzado es el mejor para hacer el Camino de Santiago?

Camino-de-Santiago-calzado

El Camino de Santiago es una tradición católica que consiste en realizar una ruta hasta llegar la tumba del apóstol Santiago el Mayor. La cual está ubicada en la cripta de la Catedral de Santiago de Compostela, en Galicia. Por lo que se considera como una de las rutas más antiguas y concurridas en el país español.

Para evitar el desgaste de tus pies y concentrarte en apreciar las raíces espirituales del recorrido, debes calzar los zapatos adecuados. Por eso, y como los pies son el mejor aliado para un peregrino, queremos contarte cuál es el calzado más idóneo para peregrinar hacia Santiago de Compostela.

¿Qué calzado llevo al Camino de Santiago?

La comodidad es el principal factor que ha de tener un buen calzado para llegar hasta la tumba de Santiago el Mayor. Considerando, además, las diferentes circunstancias meteorológicas que podrían suscitarse por el camino. Así que veamos las opciones más idóneas:

Botas de montaña

También son conocidas como botas de trekking. Sin duda, son las más ideales para los peregrinosque emprenden la ruta hacia el Camino de Santiago. Principalmente, porque están fabricadas sobre material transpirable y liviano. Lo que te permitirá recorrer largas rutas sin sentir pesadez en tus pies.

Eso sí, es recomendable que utilices las de caña media o baja para que puedas moverte sin problemas. Ya que las de caña alta suelen ser muy pesadas y rígidas para este recorrido.

Zapatillas trail running

Generalmente, son conocidas como zapatillas de senderismo. Y poseen características similares a las botas de montaña o de trekking, lo que las hace muy recomendables para recorrer el Camino de Santiago. Sobre todo, por su capacidad de amortiguación y su gran flexibilidad.

Además, su tejido impermeable también permite aislar de forma efectiva el sudor, al mismo tiempo que evita la humedad en los pies.

Sandalias

Quizás no lo hubieses pensado, pero esta opción es la mejor para la temporada de primavera – verano, donde tus pies más que resguardarse sobre capas cerradas necesitan respirar aire fresco.

O si lo prefieres, las sandalias de peregrino podrían ser un calzado alternativo. Es decir, podrías usarlas solo cuando las botas o zapatillas ya te estén incomodando y tus pies necesiten un descanso.

Elegir el calzado adecuado antes de emprender el Camino de Santiago te permitirá disfrutar de todo el recorrido. Así que es muy importante escoger el material más adecuado y la talla ideal.

Añade un comentario