El Monte do Gozo y el mundo de la peregrinación

Antiguamente el Monte do Gozo era visitado por todos los peregrinos que llegaban a la ciudad de Santiago de Compostela.

monte-do-gozo

El Monte do Gozo es famoso y conocido en el mundo entero por ser una elevación de terreno muy próxima a la ciudad de Santiago de Compostela. Su nombre está estrechamente relacionado con el mundo de la peregrinación, tanto es así que en el mirador colocaron dos esculturas de peregrinos en honor a ellos.

Antiguamente el Monte do Gozo era el mirador desde donde el peregrino divisaba por primera vez la plenitud de la ciudad compostelana y las torres de la Catedral de Santiago a lo lejos. Este ritual ha ido perdiendo significado a lo largo de los años, pero en la Edad Media todos los peregrinos que realizaban el Camino de Santiago tenían como obligación hacer un alto en el tramo final de su camino y parar en este mirador antes de poner un pie en la Plaza do Obradoiro. Para los peregrinos de la Edad Media observar la ciudad de este monte era una señal de que estaban muy próximos a alcanzar su meta, la afamada Catedral de Santiago de Compostela.

Diferentes historias y leyendas cuentan la importancia del Monte do Gozo para los peregrinos. En la Edad Media, el primer peregrino del día que alcanzaba la cima del Monte do Gozo era designado como el Rey de la Peregrinación por todos los peregrinos que le acompañaban a su espalda, un honor y un orgullo del que alardear para el resto de su vida.

Otras historias cuentan como los peregrinos que conseguían ascender los 379 metros de altura del mirador y lograban vislumbrar la ciudad compostelana, rompían con todos las penurias y peligros que les habían acompañado durante la peregrinación a Santiago de Compostela. Peligros que hoy en día ya son casi inexistentes, pero antiguamente los hurtos de los bandoleros o enfermedades como la peste u otras plagas estaban a la orden del día.

 

Añade un comentario