¿CUÁLES SON LOS RITUALES DEL CAMINO DE SANTIAGO?

Cada una de las etapas que forman parte de Camino de Santiago está llena de simbolismos y rituales que llenan de magia y espiritualidad este recorrido. Aunque muchas personas no hacen el Camino por motivos religiosos, los rituales forman parte esencial de esta experiencia.

Principales rituales del Camino de Santiago

Existen muchos rituales a lo largo del Camino, cada uno con un significado diferente que representa una vivencia y cambio importante en la vida de los peregrinos.

Te presentamos a continuación algunos de los rituales más populares:

1.    Dejar cruces o piedras en el camino

Inicialmente el propósito de este ritual era ayudar a otros peregrinos a encontrar el camino. Sin embargo, tiene un simbolismo más espiritual. Dejar piedras en el camino representa dejar atrás los errores y dolores del pasado. Mientras que las cruces son para dar honor a algún ser querido que haya fallecido.

Esta tradición ha cambiado con el tiempo y ya los peregrinos no sólo dejan piedras o cruces, también pueden dejar prendas u objetos personales que representen la disposición a abandonar las cargas.

2.    Visitar la catedral y abrazar al apóstol

Al culminar el recorrido muchos peregrinos visitan el santuario del apóstol, en la Catedral de Santiago, en Compostela. Este es el momento para la reflexión de los aprendizajes adquiridos durante el viaje, y el inicio de una nueva vida. Parte de la tradición es acercarse a la estatua de piedra del apóstol para darle un abrazo.

3.    Beber vino de la fuente de Irache

Uno de los muros de Bodegas de Irache forma parte del Camino de Santiago, la empresa edificó una fuente que brinda agua y vino gratuito a los peregrinos. La tradición es tomar vino en las vieiras, brindando por la felicidad.

La idea de esta fuente es alegrar el camino y que los peregrinos tengan más fuerza y vitalidad para terminar el recorrido.

4.    Lanzar una piedra a la cruz de Fierro

Esta tradición simboliza el dejar atrás los pecados y sufrimientos de la vida pasada. Los peregrinos toman una piedra al inicio del Camino y la llevan en su mochila hasta llegar a la Cruz de Fierro, que mide 5 metros de altura. Una vez allí la arrojas a la base de la cruz.

Añade un comentario