Consejo para distribuir las etapas del Camino de Santiago

¿Cuál es la distancia máxima que debes hacer entre las etapas del Camino?

etapas-camino-de-santiago

¿Vas a hacer el Camino de Santiago este verano? ¿Eres de los que lo planifican todo? ¡Bien! Pues hoy te damos un consejo para distribuir las etapas de cualquier de las Rutas Xacobeas del Camino. Lo primero que se debe hacer es ser consciente que las prisas por llegar a la Plaza del Obradoiro pueden hacer que se produzca un abandono, por lo que si realmente no cuentas con el tiempo necesario para hacer toda la ruta, es mejor que te marques un punto de inicio más cercano a la Catedral de Santiago.

Uno de los factores más importante para conseguir terminar el Camino de Santiago es distribuirse bien las etapas del Camino. En numerosas ocasiones hay factores externos que nos condiciona el tiempo que podemos dedicar a hacer cualquiera de las Rutas Xacobeas del Camino, como por ejemplo: Los días libres o vacaciones de las que se disponen, el dinero que se pueda invertir en esta aventura o realizar los 100 últimos kilómetros del Camino para conseguir la afamada Compostela.

Sin duda, muchas veces el factor tiempo es el que influye y repercute en la dureza de las rutas. Lo recomendable para hacer el Camino de Santiago es marcarse metas que se puedan batir sin originar un sobreesfuerzo a nuestro cuerpo. En kilómetros digamos que lo ideal es que sean etapas de entre 20 y 30 kilómetros de distancia, siempre teniendo en cuenta la condición física de la que se dispone o el tiempo.

Como recomendación, es mejor marcar el punto de salida más próximo a la meta y contar con días a mayores como un margen ante cualquier imprevisto, como puede ser una lesión, ampollas en los pies, sobrecargas… Aunque no hace falta que sea algo físico lo que te influya para detenerte en el Camino, quizás conozcas un lugar en el que nunca has estado y quieres visitarlo en profundidad y descansar.

¡Buen Camino! 😉

 

Añade un comentario