Principales diferencias entre un albergue público y un albergue privado

¿AlberGue público o albergue privado?

albergue-camino-privado-o-público

Uno de los aspectos esenciales a considerar cuando estás decidido a recorrer el Camino Francés o cualquier ruta xacobea, es dónde vas a dormir. Dada su celebridad, la mayoría de villas que vas a encontrar en tu travesía cuentan con albergues públicos, privados, así como otras instalaciones más costosas. Pero entre las opciones más tradicionales y económicas ¿Cuál debo escoger?

Diferencias entre albergues públicos y privados

Lo primordial que debemos distinguir entre estos albergues es que cumplen una función muy importante. Mientras el albergue público es administrado por entes públicos como ayuntamientos, asociaciones, juntas vecinales, entre otros, los segundos suelen ser propiedad de algún particular que ha habilitado dicho alojamiento.

El albergue público permite una estancia máxima de un día, no exigen ningún pago (salvo una colaboración), dan preferencia por orden de llegada y en función de si se va a pie, bicicleta o a caballo. La mayoría cuenta con servicios de lavabo, duchas, agua caliente, tendedero, lavadoras, secadoras e incluso conexión wifi.

A diferencia de los anteriores, las estancias privadas sí permiten hacer reservas con antelación. Los precios por cama en habitaciones compartidas suelen oscilar entre 8 y 12 euros por noche. Cuentan con los servicios que ya hemos mencionado y pueden tener piscina, menú peregrino, habitaciones dobles y baños privados.

Es importante entender que si no cuentas con recursos o no llevas carpa y encuentras algún lugar marcado con el letrero “Acogida”, significa que ya no hay espacio. En estos casos puedes pernoctar en una sede municipal, parroquial o vecinal donde las condiciones son elementales y solo te ofrecen un techo y un piso para pasar la noche.

Otras opciones de alojamiento en el Camino Francés

Sin importar la ruta xacobea por la cual decidas peregrinar, cada vez hay más oferta de alojamiento distinto a albergues públicos o privados. En este sentido, puedes optar por apartamentos, hoteles y hostales para viajeros. Dependiendo de tu solvencia o las características de. tu Camino, podrás elegir la alternativa más apropiada.

A diferencia de los albergues públicos atendidos por hospitaleros voluntarios de la Federación de Amigos del Camino de Santiago, el personal de estas opciones es contratado. Dependiendo de la experiencia o si vas en grupo o no, el tipo de comodidad que prefieras será algo personal.

Pero en todo caso, hay muchas opciones en el camino para que puedas tener un merecido descanso y continuar la mañana siguiente con tu camino de peregrinación.

Añade un comentario