La Casa del Cabildo de Santiago de Compostela

La Casa del Cabildo se considera una de las mejores obras arquitectónicas del barroco local, es una obra naciente de la mano del arquitecto Clemente Fernández Sarela de crear un edificio con una gran fachada ornamental para completar la belleza del lugar.

En un principio, la finalidad principal de la Casa del Cabildo era cerrar un acceso en la Plaza de las Platerías, pero hoy en día es un atractivo del Camino que se encuentra a primera vista con una fachada sorprendente de 4 metros de profundidad y 25 metros de largo.

La Casa do Cabildo

Si has terminado tu peregrinación por el Camino de Santiago y te has dado el regalo de deleitar la vista con las diferentes plazas que rodean a la catedral, puede que te hayas encontrado con esta particular pieza del barroco gallego.

Conoce la Cámara  Oscura

La fachada del edificio puede transformarse en un fondo escénico, reflejando en el interior la luz proveniente de la Plaza de las Platerías. El sistema de contraventanas hace de caja que apoya a crear el efecto de total oscuridad.

Los ojos de Camaleón

La Casa del Cabildo permite a sus visitantes experimentar lo que es estar dentro de una cámara fotográfica. Esta se encuentra fija en la contraventana como imagen de la fachada, cegando completamente la ventana y dejando solo un orificio que proyecta la imagen.

Las Gárgolas

La cornisa de la fachada de esta icónica edificación gallega cuenta con dos estatuas de gárgolas, cumplen la función de alejar el agua que se acumula en la cornisa. Están hechas de granito llegando a tener un peso aproximado de 1900 kg y una altura de 2,4 metros.

La posición de estas monumentales criaturas gana la atención de las miradas de peregrinos y turistas que visitan el lugar.

¿Cómo llegar hasta la Casa del Cabildo?

No es difícil llegar a este lugar tan llamativo, está justo al lado de la Catedral de Santiago, situada justo al lado del antiguo edificio de “Banco España” donde ahora funciona la nueva sede del Museo de Peregrinación en Santiago.

Dirígete a la Plaza de las Platerías. Desde las restauraciones hechas al recinto en 2011, esta forma parte de la red de museos de la ciudad histórica, sirviendo como sala de exposiciones.

Es la plaza ubicada en la fachada sur de la hermosa catedral, tiene como recibidor la Fuente de Caballos una ejemplar obra que también adorna esta plaza. En definitiva, la ciudad de Santiago de Compostela tiene mucho para deleitar la mirada por su variedad cultural y arquitectónica, te animamos a tomarte un poco de tiempo para disfrutar de sus calles y de su gente.

Añade un comentario