Fuente Reniega, la leyenda entre los peregrinos que transitan la ruta francesa.

Leyendas sobre el Camino: La Fuente Reniega

fuente-reniega-xacotrans

fuente: vojo

Muchos parajes relacionados con el Camino de Santiago son considerados zonas mágicas, el Alto del Perdón, en la comunidad Foral de Navarra es una de ellas.

En este lugar encontramos una pila de agua cuyo nombre real es Gambellacos pero es mejor conocida como la Fuente Reniega. Esta fuente protagoniza una leyenda sumamente famosa entre los peregrinos que transitan la ruta francesa.

La leyenda de la Fuente Reniega está vinculada al ámbito religioso y cuenta la historia de cuando el diablo, en forma de apuesto joven, se le apareció a un peregrino muy cansado y sediento que subía el puerto en verano.

El diablo le ofreció la oportunidad de refrescarse y calmar su sed solo con la condición de que este renegase a Dios, pero el peregrino rechazó la oferta.

Entonces, el demonio intentó volverlo a tentar ofreciéndole agua pero esta vez a cambio de que negase a la Virgen María y el joven vuelve a declinar el ofrecimiento.

Incansable, Satanás le expresa que entonces simplemente bastaría con renegar al Apóstol Santiago para que este le diese de beber, propuesta a la que el caminante también se resiste ya que su fe era mayor que su sed.

Inmediatamente, el ya débil joven se dispone a rezar al cielo implorando ayuda y es entonces cuando el diablo, bajo una nube de azufre, se esfuma y en su lugar aparece el Apóstol Santiago vestido de peregrino y lo guía hasta la fuente cristalina escondida y le da de tomar del agua en su propia concha de vieira.

Además de esta leyenda, se han registrado una serie de acontecimientos relacionados con la Virgen del perdón, considerados como milagros en los que se le han concedido ayudas a labradores de la zona y curado a peregrinos casi desahuciados.

Este manantial, hoy en día, sigue proporcionándoles agua a los peregrinos que transitan esta localidad ubicada a 13 kilómetros de Pamplona, en la cuarta etapa del Camino Francés.

Añade un comentario