¡Te ayudamos a preparar tu mochila para el Camino de Santiago!

cargar-mochila-Camino-Santiago

El peso de tu mochila en el recorrido del Camino de Santiago debe situarse en los niveles correspondientes para que evites sentir malestar en tus hombros y espalda. De hecho, lo más recomendable es que el peso se sitúe en torno al 10% del peso del cuerpo.

En el caso de las mujeres, no debería excederse de los 8 kilos. Y en el caso de los hombres, debería alcanzar un máximo de 10 kilos. Por esa razón, te compartimos una serie de consejos para preparar la mochila que llevarás durante la ruta hacia Santiago de Compostela.

¿Qué llevar en la mochila para el Camino de Santiago?

El contenido de una mochila para una peregrinación variará en función de la estación del año que escojas para hacer el recorrido. Ya que una gruesa sudadera no la necesitarás en el verano, pero sí deberás llevarla en el invierno.

Estos son los elementos generales que te recomendamos llevar en tu mochila:

Saco de dormir

Debe ser ligero y que ocupe poco espacio. Y por supuesto, acorde a la estación del año. Es decir, para el invierno conviene utilizar un saco capaz de soportar bajas temperaturas. Y durante los meses más cálidos: primavera y verano, es mejor escoger un saco sumamente liviano.

Productos de cuidado personal

El recorrido hacia el Camino de Santiagodebe ser lo más cómodo posible. Así que no olvides llevar pasta y cepillo de dientes, una toalla, desodorante y gel refrescante. Además, un pequeño y ligero botiquín de primeros auxilios.

Ropa

Llevar las prendas de ropa adecuadas influirá mucho en el peso final de tu mochila. Así que te recomendamos llevar no más de cinco pares de calcetines, tres pantalones y tres camisetas de trekking. Por supuesto, ropa interior y un juego de pijama. Si estás en temporada de invierno, no olvides llevar también una buena sudadera.

Calzado

En este caso, puedes optar tanto por botas de montaña, zapatillas de senderismo o sandalias. Lo ideal es llevar un calzado apropiado para el Camino de Santiago, así evitarás transportar peso de más.

Otros utensilios

No olvides llevar también tu credencial, teléfono móvil y cargador. Así como calzado para baño, linterna, una pequeña almohada, mapa, capa para la lluvia (de acuerdo a la estación) y botellas de agua.

Preparar tu mochila para el recorrido del Camino de Santiago es un punto clave que te permitirá disfrutar toda la peregrinación. La idea es no cohibirse de llevar cosas necesarias, pero tampoco se trata de sobrecargar tus hombros y si no, siempre puedes pedirnos que traslademos tu mochila de una etapa a otra llamando al número de teléfono: +34 982 63 93 00.

Añade un comentario