Monasterio de Santa María de Oseira en Cea (Ourense)

Es uno de los grandes monumentos arquitectónicos de Galicia, monasterio perteneciente a la orden cisterciense, es conocido por ser la primera fundación de esta Orden en la región gallega, convirtiéndose en su emblema en el territorio.

Tiene una tradición de recibimiento de peregrinos para brindarles acogida durante su paso por el la Ruta Mozárabe de Galicia, es habitual que muchos hagan un desvío para llegar a visitar el recinto religioso.

Orígenes del monasterio

Esta abadía cisterciense se encuentra en la provincia de Orense, en el municipio de San Cristovo de Cea. Su historia se remonta cuando un pequeño grupo de monjes que exploraban la convivencia con Dios en 1137, pero fue en 1141 que se integraron a la orden Cister.

Su construcción tuvo lugar entre finales del siglo XII y principios del XIII, comenzando con modestas edificaciones que fueron ampliándose a causa de las compras efectuadas por los monjes gracias a las continuas donaciones que recibían.

Está muy relacionado con San Famiano, conocido peregrino alemán que se enamoró de la vida del monasterio y se hizo monje de la orden, cuyo cuerpo se encuentra reposando en la basílica dedicada en la localidad.

¿Cómo puedo llegar al Monasterio Santa María de Oseira?

Se encuentra en la última etapa del Camino de vía de la Plata de Santiago, en el municipio San Cristovo de Cea en la provincia de Ourense. Al dejar atrás el centro de la provincia pasarás por unas aldeas hasta encontrarte con el río Barbantiño.

Más adelante en el Camino hasta Lalín, encontrarás un desvío bien señalado que te llevarás hasta el Monasterio de Santa María de Oseira. Al tomar el cruce te espera un camino de 8 kilómetros hasta llegar a una de las joyas de este tramo del Camino de Santiago.

Es un conocido albergue para peregrinos

Sí, es un reconocido albergue para peregrinos que buscan un lugar para pasar la noche, ofreciendo cobijo muy similar a los primeros peregrinos. No llega a ser un albergue oficial por la falta de algunas comodidades, pero no le quita la oferta de servicios como el uso de la ducha.

El ambiente monacal es contagioso y con el permiso de los monjes puedes integrarte a compartir oración con ellos. Posee una hospedería para peregrinos que deberás reservar con antelación, pero debes tener en cuenta que es un lugar de encuentro espiritual de los peregrinos que llegan a este recinto.

Si quieres ás información sobre esta joya de la arquitectura románica gallega puedes contactarlos a través de sus teléfonos e información en su página web. No pierdas la oportunidad de hacer un pequeño reencuentro con tu experiencia en el Camino antes de llegar a visitar al Apóstol Santiago.

Añade un comentario