¿ES NECESARIO UTILIZAR EL BORDÓN / BASTÓN EN EL CAMINO DE SANTIAGO?

bordón-bastón

Hacer el camino de Santiago requiere planificación y preparación, ya que la cantidad de kilómetros que deberás recorrer según la ruta que escojas determinará los implementos que te acompañaran durante toda tu peregrinación y que tendrán la función de hacerte de esta experiencia un viaje cómodo y único.

Son múltiples las rutas de origen medieval, usadas por los peregrinos en búsqueda de redención y mucha fe. El camino de Santiago puede ser recorrido en cualquier época del año, pero dependerá exclusivamente de ti escoger la mejor fecha para hacerlo.

Recuerda que el clima determinará las condiciones bajo las cuales debes transitar, y aumentará o disminuirá los riesgos. No será lo mismo caminar bajo la lluvia, en terrenos semi lodosos o empedrados, a hacerlo en verano con temperaturas altas en las que deberás protegerte del sol y la deshidratación.

Utilidad del BOrdón en el Camino de Santiago

Muchas de las preguntas que los peregrinos novatos (y algunos ya experimentados) se hacen antes de emprender la travesía es ¿qué implementos específicos deberán llevar consigo durante el Camino de Santiago? Y dentro de estos tenemos el bordón o bastón.

Muchas son las opiniones, para algunos es innecesario, poco utilitario y más bien lo consideran una carga innecesaria, pero para otros su experiencia les indica que usarlo alivia las cargas en largas caminatas. De todos modos aquí te presentaremos las ventajas y desventajas de su uso, para que puedas tomar la mejor decisión según tus condiciones y/o preferencias.

Ventajas:

  • Son una excepcional fuente de apoyo para cuando estás cansado por las largas caminatas reduciendo un gran porcentaje la sensación de fatiga.
  • Tendrás mayor sujeción cuando tengas que atravesar los trayectos empinados, rocosos y en bajadas o subidas, reduciendo los tropiezos y las posibilidades de caídas.
  • Es una excelente defensa contra animales agresivos que pudieras encontrarte en el camino, perros, serpientes o cualquier ataque inesperado.
  • No ocupan espacio porque suelen ser ligeros y plegables

Desventajas:

  • Por momentos querrás descansar los brazos y puede ser un poco fastidioso volver a guardarlos en la mochila.
  • En los albergues debes recordar llevártelos cuando emprendas la travesía al camino de Santiago nuevamente, son fáciles de olvidar.
  • Su uso prolongado pueden causar daños en las manos por el roce constante, por lo que debes estar pendiente de colocarte crema protectora y quizás usar guantes.

Nuestra opinión es que es necesario usar el bastón, no te ocupara espacio adicional ni aportará peso a tu mochila. Es mejor llevarlos por prevención y acostumbrar a tu cuerpo a descansar aún sobre la marcha. Facilítate la caminata y vive el peregrinaje del camino de Santiago en plenitud.

Añade un comentario