¿Por qué hacer el Camino de Santiago en los meses de invierno?

Motivos para realizar el Camino de Santiago en Invierno

camino-de-santiago-invierno-peregrino-ruta-xacobea-xacotrans

Pocos son los que se atreven a hacer el Camino de Santiago en las épocas más frías, no por la dificultad del mismo sino porque las bajas temperaturas que no son muy apetecibles para nadie. Aún así, existen muchos amantes de los deportes de invierno que se aventuran en esta ruta durante los meses más fríos del año.

Como ya hemos dicho en repetidas ocasiones, el Camino de Santiago es una experiencia única y de los mejores recuerdos de la vida de las personas que lo realizan. Si ya has caminado por la ruta Xacobea durante los meses más cálidos ¿Por qué no embarcarte en nueva aventura y realizarlo en invierno?

Muchos dicen que no harían el Camino de Santiago en los meses de invierno por la dificultad añadida que supone, pero cabe destacar que realizarlo en invierno tiene numerosas ventajas.

La dificultad que acarrea realizar el Camino de Santiago en los meses de invierno, vienen dados por la elección de la ruta, nuestro propio estado de salud y nuestro estado físico. 3 datos a tener en cuenta también si recorres la ruta xacobea en los meses de verano. Por lo que, a priori, no hay ningún razón para decir que el Camino de Santiago conlleve más dificultad en los meses de invierno, si no que es algo relativo a la persona, sus circunstancias y una correcta elección de la ruta.

Las ventajas de realizar el Camino de Santiago en los meses de invierno son muchas. Tras los meses de mayor afluencia, llegan los meses donde el Camino se despuebla, las muchedumbres se desvanecen. El resultado de esto es un espacio donde puedes caminar y respirar a tu aire, sin preocuparte por las aglomeraciones en los albergues y en el camino.

El único inconveniente añadido de realizar el Camino en los meses más frios del año, es esto mismo, el frio. Por lo que deberás ir preparado con la ropa adecuada para superar las etapas y los retos que te marques día tras día.

Después de esto, ¿Te animas a hacer el Camino de Santiago en invierno?

 

Añade un comentario