Ruta Jacobea; consejos útiles para hacer el Camino

Invierno, una periodo para hacer el Camino de Santiago de una manera diferente

Deja un comentario

El Camino de Invierno, un camino diferente

camino-de-invierno-camino-de-santiago

elcaminoolvidado.com

El Camino de Santiago queda despoblado en invierno. Mientras que en el verano se observan frecuentemente las muchedumbres, los problemas de espacio en albergues, los madrugones, la cuantiosa oferta de restaurantes y demás servicios para peregrinos, en invierno todo cambia.

En la época invernal el camino parece más largo, hace frio, llueve y a veces nieva; pero es el periodo cuando la ruta Jacobea se transforma de una ruta de peregrinación de turistas y pasa a convertirse en algo mucho más personal e íntimo.

A continuación algunos consejos importantes que se deben tener en cuenta en cuanto a planificación, rutas y equipaje.

Planificación

La planificación es lo más importante para realizar nuestro camino de peregrinación en invierno. Como por ejemplo: tener en cuenta las previsiones meteorológicas; comprobar antes e informarse bien sobre cuáles son las opciones para dormir al final del día en cada etapa (ya que muchos albergues y restaurantes cierran).

Debes tener en cuenta que los horarios de caminata cambian respecto al verano esto quiere decir que se comienza a caminar más tarde y se finaliza antes porque se hace de noche mucho antes.

Ruta

El Camino francés puede tomarse sin ningún inconveniente, sabiendo los datos meteorológicos y prestando atención a la información de vecinos de las casas y albergues por si es necesario tomar algún desvío para evitar algún tramo peligroso.

Hay un camino llamado el Camino de Invierno en el cual no empieza el Camino Francés desde Saint Pied de Port en Francia sino desde un sendero de menos altitud, por el Valle de Valcarlos, municipio español de la Comunidad Foral de Navarra.

Equipaje

El contenido de la mochila no varía mucho de la que se podría llevar en verano, solo hace falta incorporar alguna prenda y de igual manera tratar de seguir llevando la menor cantidad de cosas posibles. Pero la mochila si suele ser un poco más grande, de 50 litros aproximadamente. Las botas deben ser de caña alta con membrana impermeable, saco de dormir preparado para el frio, accesorios de seguridad como lámpara frontal y reflectantes, y llevar ropa para bajas temperaturas: guantes, gorros, bufandas, mayas térmicas, alguna pieza impermeable para la lluvia, chaqueta cortavientos y  cambiamos las camisas de manga corta por las manga larga.

Como consejo, te damos la idea de que hagas un “Check List”, con todas las cosas que debes realizar antes de emprender este camino de peregrinación


Elección del calzado para hacer el Camino de Santiago

Deja un comentario

Recomendaciones para elegir el calzado perfecto para hacer el Camino de Santiago

calzado-camino-de-santiago

Al decidir adentrarse a la aventura de peregrinación por el Camino de Santiago no podemos descuidar el instrumento principal e imprescindible para poder llegar con éxito y en las mejores condiciones hasta la meta: nuestros pies.

Y es que nuestros pies serán los mejores aliados a lo largo de esta ruta, por esto mismo debes utilizar un calzado adecuado para protegerlos durante las largas caminatas de 20 a 25 km al día (algo a lo que nadie está habituado).

Para evitar que esta bonita aventura se convierta en todo lo contrario, presta atención a los siguientes tips:

Tipos de calzado: uno de los errores más grandes de los peregrinos es no tener calzado idóneo para cada uno de los diferentes terrenos.

  • Botas: para terreno natural. Son ideales para invierno. Preferiblemente de caña media e inclinada para brindarle sujeción al tobillo y a su vez no causar ninguna molestia a la hora de caminar. De algún material transpirable e impermeable, con lengüeta acolchada, punta y talón con goma de caucho reforzada al igual que la suela.
  • Zapatillas de trecking: para el asfalto. Aportan mayor comodidad, ligereza y transpiración.
  • Sandalias: para descansar los pies durante tramos cortos del camino. Multifuncionales e ideales para brindar comodidad y refrescar el pie.

Talla: es importante que el calzado no quede ni muy grande ni muy ajustado. Que los dedos no rocen con el fondo de la zapatilla pudiendo introducir un dedo en el tobillo si pegamos el pie hacia adelante.

Recomendaciones:

  • Nunca estrenar calzado ni utilizar uno demasiado desgastado. Lo ideal es llevar un calzado usado, en perfectas condiciones y ya acostumbrado al pie con el que se haya entrenado anteriormente.
  • Aunque el tramo sea corto, hacer cambio de zapatos te ayudará a disminuir la aparición de ampollas y heridas
  • Revisar que el calzado este en perfecto estado tanto interna como externamente y que este proporcione un agarre adecuado para los pies.

El Camino de Santiago con tu perro, analizamos las ventajas y desventajas

Deja un comentario

¿Se puede hacer el Camino de Santiago con tu perro?

camino-de-santiago-con-mi-perro

Ante esta interrogante, la respuesta es un rotundo sí. Aunque el Camino Francés sea el preferido para llevar mascotas, eso no implica que cargar con tu perro fiel carezca de desafíos. Por eso queremos darte una perspectiva general sobre algunas consideraciones importantes si decides llevarlo contigo.

Situaciones comunes

Antes de ahondar en algunos consejos, necesitas saber que tu mascota estará expuesta a un mayor esfuerzo, un poco de estrés y condiciones distintas a las habituales. Además de estar alerta, debes procurar que disfrute la travesía, se sienta cómodo, no se meta en problemas y se mantenga saludable.

Por mucho que quieras evitarlo, en la ruta jacobea abundan los peregrinos, pero no tanto los “perregrinos”, por lo que van a estar expuesto a:

  • Albergues públicos que no aceptan mascotas.
  • Golpes de calor si haces el recorrido en verano.
  • La aparición repentina de tramos de carretera.
  • Condiciones ambientales donde proliferan las plagas.
  • Otros canes o animales sueltos que podrían ser un problema.
  • Personas a las que nos les gustan los perros o les tengan fobia.

Preparativos para emprender el Camino de Santiago

Para que ambos disfruten al máximo el recorrido, primero deberías planificar con detalle la ruta para tener claro las etapas, época del año, tiempo de viaje, alojamientos y lo que necesitas llevar.

Como medida de precaución, haz que desparasiten a tu mascota y consulta con tu veterinario sobre su estado físico para afrontar este reto. En algunos casos será necesario implementar un entrenamiento diario para que ambos se acostumbren al esfuerzo físico. Además del collar antipulgas y garrapatas, te recomendamos incluir lo siguiente en la mochila:

  • Almohadillas (opcionales).
  • Un botiquín de emergencia.
  • Zapatos para perro (opcional).
  • Un chubasquero para tu mascota.
  • Envases para la comida y el agua.
  • Pienso en función de su dieta.
  • Certificados de salud, de identificación y cartilla de vacunación.

Pensando en el bienestar de tu perro, debes decidir si llevará almohadillas con peso, usará zapatos para afrontar el Camino Francés o le comprarás el pienso durante el trayecto. Cualquiera sea tu decisión, considera qué es lo más práctico para los dos, cómo podría mejorar la experiencia de ambos y que puedan compartir momentos maravillosos en esta ruta inolvidable.


Cuidado de los pies en el Camino de Santiago

Deja un comentario

Cuidemos los pies en el Camino

cuidar-pies-camino-de-santiago

Al prepararnos para para realizar el Camino de Santiago somos sumamente cuidadosos con cada uno de los detalles: rutas, equipaje, recomendaciones, pero normalmente solemos olvidarnos de algo muy importante: nuestros pies.

Los pies vienen a ser el instrumento imprescindible y primordial a la hora de realizar este recorrido y del cuidado de ellos depende que lleguemos en las mejores condiciones o que tengamos que desistir a mitad del trayecto de esta gran aventura que decidimos emprender.

A continuación daremos una serie de consejos para el cuidado de los pies y de esta manera poder llegar en perfectas condiciones al fin de la ruta jacobea:

Acudir al podólogo: es importante acudir a un podólogo para que haga una revisión ya que puede haber algún problema en la pisada o pie que pueda llegar a convertirse en una lesión y de esta manera impedirnos realizar el camino cómodamente.

Higiene:

El lavado de los pies y la higiene son fundamentales, por este motivo, al finalizar cada jornada diaria debemos lavarlos y si se desea, complementar con sales relajantes en agua caliente para reducir la sensación de fatiga y dolor. También es importante mantener cortas las uñas para así no tener ninguna molestia al caminar.

No es recomendable ducharse con agua caliente y durante mucho tiempo antes de comenzar a andar ya que la piel queda más propensa a ampollas al estar arrugada.

Se recomienda también la utilización de polvos de talco para evitar que se formen hongos, el talco cumple la función de mantener los pies secos durante más tiempo

Hidratación:

Muchos peregrinos utilizan vaselina antes de colocarse los calcetines en la planta de los pies y entre los dedos para mantenerlos hidratados y así evitar la fricción con el calzado. Esto ayuda a que haya menos riesgo de ampollas o heridas.

Calzado:

El calzado correcto es la base del éxito durante el recorrido. Uno de los grandes errores de los peregrinos es no tener el calzado adecuado para cada uno de los distintos terrenos.

Se debe revisar que no tengan ningún defecto superficial y que los cordones estén en buen estado, ya que serán los que proporcionen un agarre seguro en los pies.

El calzado idóneo son: botas de montaña para terreno natural y zapatillas de trekking para el asfalto, un material que acumula mucho más calor. Aunque el tramo sea corto, haz el cambio de calzado ya que la posibilidad de ampollas y heridas aumentan.

Es importante no empezar a hacer el Camino de Santiago estrenando calzado porque al estar rígido el zapato nos destrozaría los pies, tampoco calzado demasiado gastado, con el interior deteriorado. Lo ideal es un calzado ya usado pero en buenas condiciones y preferiblemente con el que se haya entrenado ya anteriormente.

En cuanto a la talla, nunca debe estar unas tallas más grandes ni tampoco muy ajustado, lo ideal es que los dedos no toquen el fondo de la zapatilla pudiendo meter un dedo en el tobillo si pegamos el pie hacia adelante.

Calcetines:

Bajo ningún concepto utilizar medias de algodón, este material se impregna de sudor creando humedad. El material de los calcetines debe ser sintético (Coolmax lo mas recomendable) y sin costuras. Revisar que no haya arrugas en los calcetines antes de ponernos el calzado.

Es vital llevar varios pares adicionales limpios y así cambiarlos cuando los anteriores se humedezcan o se ensucien. Muchos peregrinos recomiendan usar dos calcetines en cada pie para evitar las incomodas rozaduras

Botiquín:

Es recomendable llevar un pequeño botiquín para el cuidado de los pies con alcohol, gasas para hacer vendajes en caso de lesión, parches anti rozaduras, crema para hidratar los pies, pomadas para heridas y antibiótica por si aparecen heridas más graves, aguja, hilo, Betadine y un mechero en caso de que las ampollas sean muy grandes, vaselina, una toalla para los pies y un bastón plegable (siempre se recomienda ya que en los tramos más abruptos sirve como otro punto de apoyo y de descarga para los pies)

“¿Cómo actuar ante las ampollas?” si las notamos a tiempo combatirlas provisionalmente con un parche autoadhesivo o aplicando vaselina para aliviar el roce. Si la ampolla ya se ha formado, para evitar que se haga más grande y nos arruine el camino: lavar con agua y jabón el área, esterilizar la aguja calentándola con el mechero, pinchar la ampolla por un lado para que drene y luego enhebrar el hilo (empapado en Betadine) en el agua y atravesar la ampolla de lado a lado, esperando que termine de supurar. Sacar el hilo, volver a ponerle Betadine y dejar reposar sin cubrirla.


La Fundación para la Diabetes proporciona 10 consejos para hacer el Camino si padeces esta enfermedad (II Parte)

Deja un comentario

Hacer el Camino de Santiago con diabetes es posible

camino-de-santiago-diabetes

La semana pasada hablábamos sobre la campaña “Reta la Diabetes” la cual este año se ha centrado en el Camino de Santiago. En su página web recogen 10 consejos que toda persona que padece esta enfermedad debe tener en cuenta a la hora de realizar el Camino de Santiago, la semana pasada os dábamos 6 consejos para tener en cuenta antes de comenzar el Camino de Santiago y esta semana los consejos se centran más en las cosas a tener en cuenta durante el Camino.

¿Te perdiste la noticia de la pasada semana? ¡Te dejamos el link aquí!

A tener en cuenta durante el Camino de Santiago

7. Toda persona que padece diabetes es consciente de que los niveles de glucosa en sangre varían cuando se está realizando una actividad física o ejercicio por lo que es importante que antes de comenzar la etapa, durante y después te midas la glucosa para observar cómo se comporta y evitar sustos innecesarios.

8. En incontables ocasiones se ha dicho que los pies en el Camino de Santiago son muy importantes, no hay que olvidar que son los encargados de llevaros hasta la afamada Plaza do Obradoiro, por lo que es importante cuidarlos y estar pendiente de posibles ampollas o rozaduras.

9. También es muy importante llevar a mano alimentos con hidratos de carbono de absorción rápida para subsanar posibles disminuciones de la cantidad normal de glucosa en sangre.

10. La hidratación es primordial en el Camino para todos los peregrinos, pero más especialmente para aquellos que sufren hiperglucemia. Lo mejor es beber agua, en todo momento embotellada o infusiones frías o calientes.

Estos han sido todos los consejos, nos ha parecido interesante compartirlos con vosotros, debido a que la diabetes es una enfermedad que está muy presente en nuestra sociedad, un 12,6 de la población, según un estudio, tiene intolerancia a la glucosa o glucosa basal alterada.


La fundación para la diabetes proporciona 10 consejos para hacer el Camino si padeces esta enfermedad

Deja un comentario

Consejos para hacer el Camino De Santiago si padeces diabetes

camino-de-santiago-diabetes

¿Padeces diabetes? ¡Si se puede hacer el Camino de Santiago con diabetes!

Desde la Fundación para la diabetes se llevan a cabo cada año diferentes campañas de sensibilización. Dentro de la campaña “Reta a la Diabetes” la Fundación anima a todas las personas que padecen esta enfermedad a que se animen a realizar ejercicio y que incluyan la actividad física en su rutina diaria, además este año ha querido retar a estas personas a hacer el Camino de Santiago y para ello proporciona 10 consejos en su web que hemos querido recoger:

A tener en cuenta antes comenzar el Camino de Santiago

  1. Tres meses antes de comenzar esta aventura se debe empezar a seguir un plan de ejercicios frecuentes y que aumente gradualmente la intensidad a medida que avanzan los días.
  2. Es importante que informes a tu doctor de que has decidido realizar el Camino de Santiago para que prepare y ajuste tu tratamiento según tus necesidades y, además, te aconseje sobre un plan nutricional.
  3. Si para llegar a tu lugar de salida o tras llegar a la meta necesitas coger un avión, es importante solicitar un informe médico que te acredite la diabetes y te permita así llevar a mano la medicación.

A tener en cuenta durante la preparación del equipaje para realizar el Camino de Santiago

  1. Se debe calcular la insulina que va a ser necesaria para los días que pasarás caminando hacia la Catedral de Santiago de Compostela, y meter unas dosis extras por si las moscas.
  2. Centrándonos más en el calzado (consejo valido para las personas que padecen diabetes como si no) lo recomendable es llevar un calzado impermeable y transpirable y que ya hayas usado anteriormente.
  3. La ropa como ya se ha dicho en innumerables ocasiones debe ser cómoda, adecuada para el ejercicio físico y que su peso no sea excesivo.

Hasta aquí por hoy, no te pierdas la noticia de la semana que viene donde acabaremos la lista de consejos y profundizaremos un poco más sobre el reto “Camino por la Diabetes a Santiago” ¡No te lo pierdas! 😉


Consejo para distribuir las etapas del Camino de Santiago

Deja un comentario

¿Cuál es la distancia máxima que debes hacer entre las etapas del Camino?

etapas-camino-de-santiago

¿Vas a hacer el Camino de Santiago este verano? ¿Eres de los que lo planifican todo? ¡Bien! Pues hoy te damos un consejo para distribuir las etapas de cualquier de las Rutas Xacobeas del Camino. Lo primero que se debe hacer es ser consciente que las prisas por llegar a la Plaza del Obradoiro pueden hacer que se produzca un abandono, por lo que si realmente no cuentas con el tiempo necesario para hacer toda la ruta, es mejor que te marques un punto de inicio más cercano a la Catedral de Santiago.

Uno de los factores más importante para conseguir terminar el Camino de Santiago es distribuirse bien las etapas del Camino. En numerosas ocasiones hay factores externos que nos condiciona el tiempo que podemos dedicar a hacer cualquiera de las Rutas Xacobeas del Camino, como por ejemplo: Los días libres o vacaciones de las que se disponen, el dinero que se pueda invertir en esta aventura o realizar los 100 últimos kilómetros del Camino para conseguir la afamada Compostela.

Sin duda, muchas veces el factor tiempo es el que influye y repercute en la dureza de las rutas. Lo recomendable para hacer el Camino de Santiago es marcarse metas que se puedan batir sin originar un sobreesfuerzo a nuestro cuerpo. En kilómetros digamos que lo ideal es que sean etapas de entre 20 y 30 kilómetros de distancia, siempre teniendo en cuenta la condición física de la que se dispone o el tiempo.

Como recomendación, es mejor marcar el punto de salida más próximo a la meta y contar con días a mayores como un margen ante cualquier imprevisto, como puede ser una lesión, ampollas en los pies, sobrecargas… Aunque no hace falta que sea algo físico lo que te influya para detenerte en el Camino, quizás conozcas un lugar en el que nunca has estado y quieres visitarlo en profundidad y descansar.

¡Buen Camino! 😉

 


Un Camino diferente, un Camino de Santiago con los niños

Deja un comentario

¿Te animas a hacer el Camino de Santiago con tus niños?

camino-de-santiago-niños

La rutina diaria y los quehaceres particulares de cada miembro de la familia hace que el hecho de pasar tiempo en familia sea casi imposible durante el año, por eso desde Xacotrans os proponemos que aprovechéis estas vacaciones de Semana Santa o el próximo verano para vivir un experiencia inolvidable, hacer el Camino de Santiago con tus niños.

¿Te animas? ¿Sí? Pues te damos las claves para hacer el Camino con tus hijos ¡Empezamos!

La edad mínima del niño recomendable para hacer el Camino de Santiago es de 3 años de edad. Recorrer el Camino con niños no es un problema, pero no hay que olvidar que tienen menos capacidad física que un adulto, por lo que es casi imprescindible un carrito adaptado para montaña, para esos momentos en los que el niño se sienta cansado. Pese a contar con el carrito para esos “pequeños” descansos debemos estar alerta ante los síntomas de cansancio, haciendo un alto en el camino siempre que sea necesario y manteniéndolos en constante hidratación.

En cuanto a la ruta elegida para hacer el Camino de Santiago la idónea es el Camino Francés. Esta ruta es la más famosa y supera con creces el número de peregrinos respecto al resto de rutas, este es el motivo de que cuente con un mayor número de servicios y alojamientos que hacen que sea la ruta más cómoda para realizar el trayecto con niños hacia la Catedral de Santiago.

Para motivar a los más pequeños para aventurarse en este nuevo viaje sería una buena idea comenzar a contarles a los niños historias y leyendas sobre las Rutas Xacobeas y todo lo que se va a encontrar en su camino hacia la Catedral: animales, lugares que descubrir y la experiencia de conocer gente nueva de todas partes del mundo.

¿Qué te parece? ¿Te animas a embarcar a toda la familia en esta nueva aventura? ¡Te aseguramos que será una de las experiencias más enriquecedoras para tus hijos!

 


¡Lánzate al maravilloso mundo del peregrinaje en el Camino de Santiago!

Deja un comentario

4 preguntas sobre el Camino de Santiago

peregrinaje-santiago-de-compostela-camino-de-santiago-ruta-xacobea

Seguro que te ha pasado, si ya has hecho el Camino de Santiago, que alguna vez te han hecho algunas de estas preguntas aquellos que todavía no se han lanzado al maravilloso mundo del peregrinaje.

¿Por qué haces el Camino de Santiago?

Dependiendo de a la persona que le preguntes dirá que ha caminado hasta Santiago de Compostela por distintas razones, las más comunes es por motivos espirituales o deportivos, pero hay muchas más como por razones culturales o motivaciones personales.

¿A qué edad hiciste el Camino de Santiago?

Esta es otra de las preguntas que se repite constantemente, hay muchas personas que no se deciden a hacer el Camino por que creen que todavía no están en edad y su cuerpo no está preparado para aguantar el cansancio psicológico y físico y otras muchas creen que ya no pueden porque se les ha “pasado el arroz” paralo. La verdad es que no hay ninguna edad mínima ni máxima para caminar hacia la Plaza do Obradoiro, los peregrinos no entendemos de edades.

¿Es seguro el Camino?

Digamos que el Camino es un reflejo de la vida diaria, es seguro, pero siempre hay que estar precavido, manteniendo un ojo permanentemente sobre nuestras pertenencias. El porcentaje de robos o situaciones parecidas en el Camino es muy bajo en proporción a la cantidad de peregrinos que recorremos las rutas Xacobeas año tras año.

¿Qué Ruta Xacobea me recomiendas?

Por infraestructuras y si es la primera vez que vas a realizar el Camino, la mayor parte de los peregrinos te recomendaremos el Camino Francés, la ruta más tradicional del Camino de Santiago y que cuenta con una gran cantidad de albergues y con los caminos mejor señalizados y acondicionados. Pero hay que destacar que cada uno de los Caminos tienen su encanto y que las rutas van también muy acordes con el tipo de Camino que cada peregrino quiere hacer.


El Camino de Santiago en el mes de agosto

Deja un comentario

Recomendaciones para hacer el Camino en los meses de mayor aglomeración de peregrinos

camino-de-santiago-aglomeraciones

Cada vez está mas cerca la temporada alta de peregrinos en el Camino de Santiago, el mes de agosto se posiciona como el mes por excelencia para hacerlo, por lo que todas las rutas xacobeas, en especial el Camino Francés, se llenan de peregrinos con una única meta: llegar a la Catedral de Santiago de Compostela.

Si tu también estás planeando realizar el alguna de las Rutas Xacobeas durante este mes sería conveniente que tengas en cuenta los siguientes factores:

Antes de comenzar la ruta haz una previsión de los kilómetros que vas a hacer en cada etapa. Esto te ayudará a saber en que punto del camino vas a pernoctar y podrás reservar los alojamientos con la suficiente antelación como para no llevarte desagradables sorpresas.

Levántate temprano para empezar cada etapa y así evitarás realizar el Camino durante las horas de más luz solar. Entre las 12 de la mañana a las 3 de la tarde ya pega mucho el sol, por lo que si haces el Camino durante esas horas tendrás que echarte buena protección y estar bien hidratado.

Escoge un calzado ligero, cómodo y transpirable. Esto es muy importante independiente del mes en el que realices el Camino, además también deberás prestar especial atención a tus pies, protegerlos y cuidarlos, para que sean capaces de llevarte hasta la Plaza del Obradoiro.

Márcate tu propio ritmo, en el Camino de Santiago no debes tener prisa, si ya has reservado con anterioridad tu alojamiento no tienes porque ser el primero en llegar a la siguiente etapa. Ve despacio, disfruta de la belleza de cada etapa y de la naturaleza que te rodea a lo largo de cada recorrido. Si no quieres cargar todo el día con la mochila, contrata un servicio de transporte de mochilas como Xacotrans y olvídate de cargar peso 🙂